domingo, 18 de septiembre de 2016

Bienal de arquitectura (Venecia, 2016): pabellón catalán



El 




Fotos: Tocho, septiembre de 2016

El pabellón catalán de la bienal de arquitectura de Venecia en 2016 está dedicado a mostrar la vida que se genera en algunos edificios y espacios públicos recientemente construidos en Cataluña. Son de gran calidad y algunos han sido premiados y todos o casi todos publicados.
El uso de los espacios exteriores e interiores se muestra a través de filmaciones.
Éstas se proyectan sobre grandes pantallas de tamaño, forma y disposición variadas. Las pantallas, dispuestas en medio de la sala, son de grueso vidrio esmerilado. 
La forma de las mismas parece estar de acuerdo con el perfil del edificio cuya imagen se proyecta. Así, una construcción con un tejado a dos aguas se muestra en una pantalla de vidrio terminada en punta. La proyección ocupa toda la pantalla. La fachada se ajusta a los límites de aquélla. Supongo que se quiere jugar a la confusión entre la realidad y la imagen. Del mismo modo, un documental sobre la rehabilitación de los márgenes del río Llobregat se exhibe sobre pantallas onduladas como las ondas de la corriente. Sutil.
Una pantalla de vidrio suele tener una propiedad conocida. Actúa como un espejo. Refleja la luz. En el caso presente, la proyección se desvanece.  La imagen sobre los cristales,es invisible o borrosa, como si se hubiera filmado en un día de niebla, como si no se proyectara nada o la proyección estuviera des enfocada. No se ve nada. O se ve una mancha gris que se diluye en el cristal gris. Sin duda, el efecto sorprendente, acentuado por la partición de la imagen cuando se proyecta sobre pantallas dispuestas en planos distintos, es intencionado: una metáfora visual de la alicaída, desvaída y gris situación de la arquitectura catalana tras la crisis, supongo. La muestra se titula oportunamente Aftermath: Consecuencias.
Quienquiera decida acudir a Venecia para no ver nada, no podrá perderse el pabellón catalán. En este sentido, es un acierto absoluto.
Para una experiencia mucho más convencional -ver imágenes, claras y perceptibles, de arquitectura catalana-, diríjanse al pabellón español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada