sábado, 16 de agosto de 2014

FRITZ MARCUS (1888-1975): CASA JOHNSTONE (1934-1935), O EL PRIMER DE LA COSTA BRAVA (TOSSA DE MAR)

1934
  







2014















VISTAS DESDE LA CASA JOHNSTONE, AYER Y HOY



... Y HOY






Si no hubiera sido por el éxito crítico de la traducción al catalán, en 2011, y al español, en 2013 (precedida de una exhaustiva documentación por parte del traductor y editor, el profesor Miquel Berga, y de historiadores sobre el ambiente artístico en Tossa de Mar en los años treinta), de las dos novelas que Nancy Johnstone (1906-?)publicó en inglés en los años treinta (A Hotel in Spain, 1937), sobre su experiencia de construir y dirigir el primer hotel de la Costa Brava, llamado Casa Johnstone o Casablanca, poco antes de la Guerra Civil española, solo quienes recuerdan de viva voz (es decir, los más ancianos del lugar) la estancia de la actriz Ava Gardner, en Torra de Mar, para rodar la película Pandora y el Holandés Errante, a principios de los años cincuenta, alojándose en este hotel, tendrían presente la Casa Johnstone.

Construida por dos periodistas ingleses, Nancy y Arnie Johnstone, que buscaban un lugar de veraneo desconocido, siguiendo la elección del solar y el proyecto del arquitecto judío alemán Fritz Marcus, exiliado en Tossa -quien mantenía un bar para sobrevivir, donde ya se había instalado una colonia alemana, huyendo del poder nazi-, el hotel , encaramado en lo más alto de una ladera, aún virgen, acogió a todos los artistas y arquitectos refugiados en este pueblo de muy difícil acceso por el aquel entonces.

El hotel consistía en una construcción cúbica -con un piso retranqueado cubierto por un tejado de una sola agua- de nueva planta, de paredes blancas y suelo cerámico (toba catalana), con vigas de madera, y muebles de madera sin barnizar, a la que se accedía por un camino empinado. Comprendía once habitaciones y una terraza cubierta con cañizo.  Ofrecía comida tradicional catalana. Se tenía que pagar un suplemento por el uso de la bañera.
Durante la guerra se convirtió, por deseo de los dueños, en un refugio infantil. Al acabar la contienda, y después que los niños fueron llevados a Francia, donde se les internaría en un convento en Besançon, los Johnstone partieron a México. Regresaron a Tossa en 1949. Trataron de recuperar el hotel que había sido ocupado por conocidos suyos. En vano. Se separaron. Cada uno volvió a esposarse. Nancy murió en un accidente de coche en Guatemala, y Arnie emigró a la Unión Soviética donde prosiguió su trabajo de periodista.

El hotel siguió acogiendo a huéspedes en los años cincuenta, al parecer. El edificio se hallaba, hasta los años noventa, en medio de campos de habas. Aun se accedía directamente desde el hotel a la playa por el mismo camino que los huéspedes tomaban en los años treinta. Fue comprado en los años ochenta por la dueña del hotel Florida -y alcaldesa de Tossa-, como albergue para los empleados del hotel. Luego pasó a manos del propietario del Hotel Don Juan, construido hacia 1992, una espantosa mole postmoderna que cubre la ladera y asedia Casa Johnstone, convertida en un incongruente apéndice del hotel, con vistas al pueblo y al mar de terrazas baratas, chimeneas y aparatos de aire acondicionado desaliñados que gangrenan la ladera (hoy...acorazada por una gruesa capa de hormigón gris).

Fue restaurada en 2011. El porche, cerrado. Se le añadieron balaustres de piedra artificial, a fin de equipararlo con el gusto del hotel don Juan circundante. Conserva el suelo original en un trastero -los trasteros siempre guardan las huellas de las construcciones primeras (un pavimento de gres grisáceo y brillante cubre el resto de las estancias)-, las vigas (hoy pintadas de ocre), la chimenea de ángulo en la sala común, y algunas de las carpinterías metálicas y barandillas de tubo que, junto con una escalera de barco que lleva de la terraza al terrado, pintadas de blanco, son los únicos testimonios de la formación racionalista de Fritz Marcus.

Éste (nacido en Dessau), junto con su esposa, huyó de Tossa cuando la guerra civil estalló, acusado de ser un espía al servicio de la Gestapo, y se refugió en Niza (Francia), donde trabajaría de jardinero, antes de instalarse en Londres donde trabajaría para el arquitecto Maxwell Fry, colaborador de Le Corbusier. Llegaría a ser responsable de Diseño de Mobiliario e Interiorismo de la Escuela Central de Artes y Oficios londinense (hoy Central Saint Martins) hasta su jubilación en 1953. Murió en 1975.

La historia de la Casa Johnstone es una alegoría esclarecedora sobre la suerte de la arquitectura y el urbanismo (en aglomeraciones turísticas o no) en España.





Fritz Marcus, casa unifamiliar en Berlín, c. 1930

Existen numerosas y documentadas páginas webs de estudiosos sobre la Casa Johnstone. Por ejemplo:
http://footnotes-catalan.blogspot.com.es/2012/08/hotel-in-spain-johnstones-of-tossa-de.html
http://www.revistadegirona.cat/recursos/2014/0283_082.pdf
http://biblosespriu.blogspot.com.es/2014/07/sopar-literari-amb-miquel-berga-bague.html

También:
http://www.tusquetseditores.com/titulos/lull-de-vidre-un-hotel-a-la-costa-tossa-de-mar-1934-1939
http://lavenc.cat/index.php?/cat/revistes/l_avenc/381/focus/el_retorn_de_nancy_johnstone_a_tossa_de_l_hotel_recuperat_a_la_decepcio (artículo en venta)

Véase también este capítulo del primer libro de Nancy Johnstone: http://www.tusquetseditores.com/especiales/capitulos/un_hotel_en_la_costa_lectura.pdf

y, finalmente, estas páginas web muy útil para este tema:
http://blog.pentagram.com/forgottenarchitects/index.html
(Nota: el autor comete un leve error al ubicar a Marcus en Barcelona y no en Gerona o, mejor, en la provincia de Gerona -en Tossa de Mar),

http://www.ajr.org.uk/journalpdf/1975_november.pdf

https://ru.wikipedia.org/wiki/%D0%9C%D0%B0%D1%80%D0%BA%D1%83%D1%81,_%D0%A4%D1%80%D0%B8%D1%86#CITEREFV.C3.B6lzmann

y
http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/14714787.2012.676529#.U-8l_vl_vFo
(donde Marcus es considerado un "art educator", y no un arquitecto, que es lo que era principalmente)



No hay comentarios:

Publicar un comentario