domingo, 23 de octubre de 2016

Mahoma ante Jesús en el Palacio del Paraíso




Fotos: Tocho, Octubre de 2016

Una gran exposición sobre la Jerusalén medieval (Jerusalem 1000-1400: Every People Under Heaven) en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York expone hoy algunas fascinantes y aleccionadoras miniaturas persas del siglo XVI. Dos de ellas, pintadas en ambas caras, muestran al arcángel Gabriel conduciendo al profeta Mahoma hasta las puertas del Paraíso. Tras descabalgar de Buraq, su blanca montura de rostro humano, Mahoma se dirige hacia la sala central del palacio paradisíaco donde el profeta Jesús le aguarda. Ambos se reconocen: tienen el rostro aureolado por una llama. El encuentro es pacífico. Sus rostros encandescentes iluminan las ilustraciones.
El Paraíso no es un espacio primigenio, libre de las primeras construcciones que el fratricida Caín tuvo que levantar para esconderse de la ira de Yahvé, sino una deslumbrante construcción coronada de cúpulas, con muros y cubiertas de piedras y metales preciosos, tan brillante como el empíreo.
Esta escena acontecía hace cuatro siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada