martes, 19 de mayo de 2015

Templo de Bel, Palmyra (Siria), noviembre de 2009



Imágenes: Tocho, Palmyra (Syria), noviembre de 2009

Desde lejos, el templo de Bel, en la periferia de la ciudad romano-oriental de Palmira, centro de acogida de caravanas venidas tanto de Mesopotamia cuanto de Arabia, en un extenso oasis del desierto siro-arábigo, se asemeja a una construcción clásica: un muro de aparejo almohadillado, pautado por pilastras, de piedra blanca.
Su planta, empero, no coincide con la de ningún templo greco-latino. Se trata de un recinto descomunal, delimitada por un grueso muro, de planta cuadrada, a cielo abierto. En en centro del mismo, un segundo recinto, también a cielo abierto, en cuyo interior se accede por una imponente puerta lateral: la capilla principal con nichos que acogían estatuas de culto.
La parte superior del muro de la capilla está rematada por almenas escalonadas, que evocan el alzado de un zigurat.
El templo está dedicado al dios Bel. Se trataba de una divinidad propiamente de Palmira. Su nombre recuerda el de Baal, una divinidad mayor del panteón cananeo o fenicio, dios de las tormentas -esenciales en el desierto-. Bel, sin embargo, está más cerca de El, el padre de Baal, próximo a Elohim -también llamado Yahvé.

Palmira era hasta hace poco, quizá hasta ayer -tras el ataque del Ejército Islámico- una hermosa ruina, que lograba esconder una cercana inmensa prisión de la que no se sale con vida.

Esperemos que estas imágenes, tomadas en noviembre de 2009 -cuando se adivinaba la próxima revuelta debido a las malas cosechas provocadas por una sequía pertinaz de años, pero era inimaginable la creación o llegada del Estado Islámico-, en ruta hacia el Eúfrates donde se hallaba el yacimiento neo-asirio de Tell Massaïkh en el que trabajaban profesores y estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña, integrados en el equipo de la Universidad de la Sorbona de paris, bajo el mando de la Dra. Maria-Grazia Masetti-Rouault, no sean las últimas.
Aquél día Bel se manifestó. Desató un dolivio. Se hizo de noche. Dos meses más tarde, empezaba la guerra civil.

NOTA: Mensaje de la organización [IraqCrisis]:

    Syrian antiquities chief says statues moved from Palmyra
DAMASCUS (Reuters) - Hundreds of statues have been moved from the historic Syrian city of Palmyra to locations safe from Islamic State militants who managed to infiltrate it on Wednesday, the country's antiquities chief told Reuters.
Maamoun Abdulkarim said "small groups" of militants had entered the central city, and called on the Syrian army, opposition and international community to save the UNESCO World Heritage site.
"Hundreds and hundreds of statues we were worried would be smashed and sold are all now in safe places," he said. "The fear is for the museum and the large monuments that cannot be moved," Abdulkarim said. "This is the entire world's battle."
(Reporting by Kinda Makieh; Writing by Tom Perry; editing by John Stonestreet)
http://www.thestar.com.my/News/World/2015/05/20/Syrian-antiquities-chief-says-statues-moved-from-Palmyra/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada