domingo, 31 de enero de 2016

Dios no juega siempre a los dados

El Club de Fútbol Barcelona escogió a diez equipos de arquitectos nacionales e internacionales para que proyectaran el nuevo palacio de deportes.
El concurso acaba de fallarse.
Uno de los equipos estaba asociado a una empresa de ingeniería relacionada con la Obra.
Dios no obra en vano.
Este equipo ha sido declarado vencedor.
Los dioses siguen siendo arquitectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada