martes, 3 de mayo de 2016

Nota sobre la concepción del espacio en la Roma antigua

La palabra espacio viene del latín spatium.
Sin embargo, spatium no se traduce por espacio sino por... tiempo.
¿Cómo es posible?
Spatium designa un área de juego; en concreto, un circo: un lugar acotado donde tienen lugar carreras de caballos. Spatium, así, denomina un "espacio" donde tienen "lugar" toda clase de movimientos. La palabra latina deriva de una raíz que también se halla en el verbo griego spaô y que se traduce por lanzar la jabalina.
Esta asociación del spatium con el movimiento lleva a que, por un lado, spatium se refiera también  a un área de paseo y, por otro, a la distancia recorrida.
Por lo que spatium también aluda al tiempo transcurrido durante un cierto movimiento, ya sea una carrera o una caminata.
Desde luego, la noción de espacio no es independiente de las acciones, de los desplazamientos que tienen lugar en él y a los que invita. Estos movimientos son comunitarios. El spatium es, así, un lugar de encuentro, y también el lugar donde se produce un acontecimiento, en el que una comunidad participa, en que que ésta se muestra. El espacio no se concibe en abstracto. Es una "arena", un área de juego, un espacio escénico, donde acontecen acciones que unen a miembros de una comunidad.  El espacio es el lugar del espectáculo, donde se acude a mostrarse y a ver. Sin spatium no existe la colectividad, ya que ésta necesita de un "espacio" donde escenificar y resolver problemas y tensiones. El espacio está íntimamente ligado a la vida de los humanos o, mejor dicho, de los ciudadanos, de los seres que aceptan vivir conjuntamente. Spatium se puede traducir por jardín; también por descanso, respiro, tregua. Designa pues un área dónde se descansa, se medita y se dialoga. El spatium es un lugar de retiro y designa también los beneficios que allí se obtienen: un alto en el camino. por lo que el término latino se refiere tanto al movimiento como a la parada, necesaria antes de reemprender la ruta. Se trata del lugar donde uno se toma su tiempo. Cada uno, pues, posee su propio "espacio" vital: tal sería la verdadera traducción del término latino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada