miércoles, 4 de noviembre de 2015

Pedro Azara: cuando el paraíso no era un edén (2015)

https://m.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=T6ssuOiZwp8

Conferencia sobre el Paraíso  impartida en Museo del Prado dentro del ciclo La Biblia en El Prado, octubre de 2015.

La conferencia se repetirá en la Fundación Barrié de Vigo el 3 de diciembre.

Agradecimientos a la Fundación Amigos del Prado y a su director.

4 comentarios:

  1. A raiz de esta entrada estuve leyendo las citas de los profetas y el Éxodo.Creo que en las diferencia entre dos versiones debe de ser importante el momento histórico en el que se dictan .
    Dá la impresión de que la primera versión (creo haber leído que se la considera posterior )es una cosmogonia,con mucha atención en los pormenores .En la segunda versión creo que se trata de establecer el modelo del papel que han de tener los hebreos ,su relación con la tierra (serán labradores ),la función del hombre y la mujer y su relación entre ellos (sometimiento de la mujer)
    La tierra prometida y la tierra que surgirá después de la destrucción y el exilio están hechos sobre el modelo del Eden Y este es el lugar en el que la tierra produce frutos sin apenas trabajo
    La tierra desolada será cultivada en vez de ser desolación a la vista de todo el que pasa. 35`Y dirán: Esta tierra desolada se ha hecho como el huerto del Edén; y las ciudades desiertas, desoladas y arruinadas están fortificadas y habitadas. 36`Y las naciones que quedan a vuestro alrededor sabrán que yo, el SEÑOR, he reedificado los lugares en ruinas y plantado lo que estaba desolado; yo, el SEÑOR, he hablado y lo haré.'
    Ezequiel 36 :34-35

    Porque Yahveh, tu Dios, te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, y donde no te faltará nada; tierra cuyas piedras son de hierro y de cuyos montes sacarás cobre. Allí comerás y te saciarás, y bendecirás a Yahveh, tu Dios, por la buena tierra que te habrá dado.
    —Deuteronomio 8:7-10.13

    Yahvé convertirá de nuevo en tierra fértil el desierto -como buen dios de la tempestad -y los hombres la cultivaran y dará sus frutos ,al contrario de lo que dijo la maldición del Génesis “…maldito el suelo por tu culpa :comerás de él con fatiga mientras vivas”.
    Yahvé a veces parece un padre solícito que se esfuerza en dejar a su hijos una forma de ganarse la vida :- )
    Es interesante que ,tratándose de un pueblo originalmente pastoril ,sea labrar la tierra la misión en la que Yahvé insiste una y otra vez.Por ejemplo,ya desde las ofrendas de Caín y Abel
    Parece que la justificación para poseer la tierra prometida es la capacidad para trabajarla. Algo que ha llegado hasta nuestros días :muchas veces se ha justificado la presencia de los judíos en los asentamientos diciendo que habían convertido en vergel unas tierras que los palestinos tenían incultas. Es la idea de la tierra como algo a lo que se hace producir
    Quizá en un momento de disputas con pueblos vecinos la agricultura era la mejor manera de adquirir derechos sobre la tierra y de establecer un reino.
    Es un tema muy complejo,como todos los relacionados con la Biblia y el nuevo testamento ,quizá porque es nuestro libro sagrado y el que mejor conocemos.Seguro que para un estudioso hindú los vedas deben de ser igual de fértiles para reflexionar (y para un no-indú que sepa algo de aquel mundo,claro )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, se trata de dos visiones distintas, no sé si intencionadamente, queriendo ofrecer dos enfoques, o más probablemente, revelando dos épocas y dos tradiciones distintas.
      El trabajo de la tierra, por un lado es condenado, por otro, necesario -no solo para restaurar el Edén, sino para estar en él por vez primera. Adán y Eva deben de cuidar la tierra antes de la caída-; las ciudades son condenadas, y sin embargo restauradas al final de los tiempos, como si su restauración fuera la "finalidad" que lleva al final de los tiempos. Dos tradiciones, sin duda.
      La Biblia es uno de los libros de la tradición occidental y oriental, pero es cierto que poco lo leemos como una obra maestra de la literatura (al igual que las tragedias griegas, o los textos de Homero, cada vez más en el olvido).
      Muchas gracias por su reflexión.

      Eliminar
  2. Yo creo que lo que se maldice no es el trabajo,sino la tierra .En el Eden apenas debe de cuidarse para que produzca .Una vez se ha desobedecido ,comiendo del fruto prohibido,Yahvé maldice el suelo y el hombre sólo podrá obtener frutos con mucho trabajo.La ciudad ,Jerusalén , imagino que se convirtió en el sueño ,en el lugar al que llegar para vivir en libertad y de forma plena. Y se fué convirtiendo en imagen del cosmos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto. Lo que Yahveh maldice es la tierra, en efecto, que deja de producir frutos comestibles que requieren poco trabajo y están al alcance de la mano, para empezar a cubrirse de plantas espinosas y de hierbajos, cuya erradicación implica un trabajo duro sin levantar la cara hacia la luz

      Eliminar