martes, 1 de septiembre de 2015

SILVIA COLOMÉ: ¿POR QUÉ SE DESTRUYE EL ARTE?

http://www.lavanguardia.com/mobi/cultura/20150901/54436130376/por-que-destruccion-arte.html

De La Vanguardia, 1 de septiembre de 2015

Nota: el arte no se destruye, sí las obras. 
Existen obras de arte que son gestos, gestos de destrucción (véase el arte dadá, por ejemplo), gestos que están en el origen del arte. 
Pensemos que algunas de las primeras efigies sagradas antiguamente eran esculpidas para ser luego desmembradas, fracturadas antes de ser enterradas (seguramente para desactivar su influjo). 
Las guerras han sido guerras iconoclastas. La destrucción del patrimonio, de símbolos sagrados (estatuas, monumentos), ha sido una de las causas de los conflictos. No había conquista sin la pérdida de las imágenes sagradas del pueblo conquistado. El principal destructor de obras de arte es la propia divinidad; recordemos el Deuteronomo, con la maldición y la aniquilación de estatuas, templos y ciudades, desde El becerro de oro hasta la lluvia de fuego sobre Sodoma y Gonorra. El Antiguo Testamento es una narración continuada de destrucciones de símbolos. Aniquilar ídolos: tal era la orden divina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada