viernes, 11 de octubre de 2013

Robert Florey (1900-1979): Skyscraper Symphony (Una sinfonía de rascacielos, 1929)



La primera pantalla ofrece la música original de Peter Child
Véase el enlace siguiente

5 comentarios:

  1. Está claro que Bernard Herrmann se inspiró en los primeros compases de esta sinfonía para componer la música de "North by Northwest" ("Con la muerte en los talones"). Como recordarán, los títulos de crédito de Saul Bass están ilustrados sobre la fachada de un rascacielos, también y precisamente. Compases después, la melodía recuerda lejanamente la bella canción "Laura" de David Raksin de la película homónima de Otto Preminger. Pero esa evocación última ya no estoy tan seguro que sea cierta o sólo es una menudencia y manías de cinéfilo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me refería a los primeros compases de la música de Peter Child, naturalmente, que acompañan las admirables imágenes de Florey. Pero es justamente al revés de lo que he afirmado (sorry), en todo caso ha sido Child el que se ha inspirado en la música de Herrmann, ya que sólo tenía cinco o seis años cuando éste compuso la música de la película de Hitchcock. No obstante, he comprobado la introducción de la película que cito con la de "Psicosis" pensando que quizás las había confundido, y no, pero son asombrosamente parecidas la introducción de una con la otra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No logro saber si Peter Child, autor de la música para el documental de Florey, es el Peter Child, músico contemporáneo. ¿Sabe si existen dos compositores con el mismo nombre?.
    Vive "un" Peter Child nacido a mediados de los años cincuenta.
    Si solo existiera este compositor con este nombre y apellido, esto significa que la banda sonora del documental de Florey, de los años veinte, es muy posterior a la filmación.
    Un enigma para mí

    ResponderEliminar
  4. Yo también tenía la misma duda. Lo he consultado y, efectivamente, sólo existe un compositor Peter Child, nacido en 1953. Por tanto la música es muy posterior a la del documental, y posterior también a la de Herrmann (me extrañó por él, un compositor tan versátil y con tantos recursos).

    El primer comentario que hice fue precipitado al asociar involuntariamente, como usted, año de filmación y de composición de la música. Y sin conocerlo, asocié su estilo como si hubiera sido contemporáneo de Ives o Britten con los que se le compara y a los que admira.

    El cine mudo, o silente, permite ilustrarlo musicalmente y a posteriori con versiones de todo tipo de estilos, como pasa cuando se proyectan ante un público con algún objetivo especial, como ocurrió este verano con la proyección de la película "The kid", de Chaplin, en el Festival de Música de Torroella de Montgrí, con Chano Domínguez al piano y Marina Albero al vibráfono.
    O como hizo Carmine Coppola en 1981 con la copia restaurada del Napoleòn de Abel Gance.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Debe de ocurrir como menciona.
    Lo extraño es que en ningún archivo informático se indica que la música es necesariamente posterior a la filmación. A menos que Peter Child hubiera rehecho una composición anterior, toda vez que la partitura de este documental no parece estar citada en sus obras.

    ResponderEliminar