domingo, 3 de abril de 2016

Ética y estética

La estética es el estudio crítico, la valoración de las cualidades de las cosas, principalmente de las cosas creadas por los hombres, comparadas o evaluadas a partir de criterios que tienen en cuenta los beneficios vitales de las cosas, qué aportan a la vida. Así, es bello -o feo- la creación que redunda en beneficio -o en detrimento- de la vida.
La ética valora las consecuencias de la acción humana, a partir de normas o criterios que también tienen en cuenta los beneficios vitales de los gestos. Una acción éticamente defendible es aquella que redunda en favor de la vida.
Ética viene del griego ethos. Esta palabra significa costumbre o manera de ser de una persona. La ética, en su origen, determina la relación que un ser mantiene con el entorno, cómo se comporta, se mueve, actúa, se expresa, qué gestos emprende, cuales son sus reglas. La ética es el estudio del carácter de una persona, su manera de ser y de estar.
Ética y estética están íntimamente asociados. La ética estudia las relaciones entre una persona (un ser) y el entorno, cómo un ser se encuentra, está en un lugar. Valora las influencias mutuas, cómo un ser condiciona el entorno y es determinado por éste.
Toda vez que la estética analiza las cualidades de las cosas que benefician la vida, solo se puede estar "bien", es decir, lleno de vida, en un entorno favorable, es decir bello. La belleza es, así, la cualidad de las cosas que nos hacen sentir bien y que invitan a beneficiar la vida, es decir, a seguir mejorando el entorno. Al mismo tiempo, un acto moral es aquel que actúa de tal modo que logra mejorar la vida, lo que nos rodea, a fin que nos encontremos a "gusto", es decir, un acto moral es aquel que logra embellecer el mundo pues solo así podremos vivir plenamente. Cualquier gesto o palabra que hagan daño atentan contra la vida: no pueden ser hermosos -aunque un suicidio puede ser hermoso, si permite que la persona que se quita la vida elimine el daño que causa o ha causado y puede así estar a la altura de los valores a los que ha faltado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada