martes, 26 de abril de 2016

La casa y el vacío (Lao Tsé)



"Modela una vasija con arcilla. Del vacío del cuenco depende su utilidad.
Abre puertas y ventanas en las paredes de un hogar; del vacío de las aberturas nace la utilidad del hogar, el vacío nos permite habitarla. Así pues, nos beneficiamos de la existencia de las cosas, pero es la no-existencia (el vacío) lo que no es verdaderamente útil"

(Lao Tsé, Lao Te Ching -el gran libro del Tao-, 11, s. VI aC)

El vacío, el no-ser es lo que nos permite ser; el vacío es el espacio en el que nos insertamos. La casa es nuestro lugar, un receptáculo vacío que nos aguarda y nos crea. La casa es así una matriz, un hueco abierto pronto a darnos a luz.

El hogar (el espacio interior, doméstico) aparece como la "materialización" o "visualización" del espacio, y la casa de muestra cómo un mundo, como el mundo. El espacio es siempre el lugar donde nace el ser, donde nacemos y vivimos. No hay especie sin seres (ni enseres), el espacio es la causa y condición de la vida, no la vida en abstracto, sino de cada ser, de cada uno de nosotros 


2 comentarios:

  1. Recuerda a aquella afirmación que siglos después haría Semper en "Los cuatro elementos de la arquitectura y otros escritos":

    "Las alfombras colgadas permanecieron como las verdaderas paredes, los límites visibles del espacio. Los muros frecuentemente sólidos detrás de ellas respondían a razones que no tenían relación con la creación del espacio; eran necesarios por seguridad, como sustentadores de carga, por su permanencia, y así sucesivamente. En cualquier sitio en que no se presente ninguna de estas funciones secundarias, las alfombras permanecen como medio original de separación del espacio. Incluso donde los muros sólidos son necesarios, estos son solo la estructura interior e invisible escondida detrás los verdaderos y legítimos representantes de la pared, las coloridas alfombras tejidas."

    Lo que hay entre los muros es considerado como Vacío que se torna Espacio con la presencia de las telas. El vacío requiere de lo doméstico para ser espacio. En la misma línea que presenta Lao Tsé. Desconozco si Semper conocía las teorías de Lao Tsé...

    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá sí las conociera. Sería un tema a estudiar si no se ha hecho ya. Lo desconozco.
      Hermosa la cita de Semper que tampoco conocía. Muchas gracias.
      Muy sugerente la defensa de las alfombras y los tapices -que no son portantes, pero definen y cualifican el espacio de las estancias, aportados imágenes de cotidianeidad-, y no de los gruesos muros, como elementos que componen el espacio interior.

      Eliminar